Pero que tristes somos a veces

Sencillamente porque a veces somos capaces de hacer cosas tan absurdas y tontas como mantener una discusión, vía SMS, con otra persona por una par de calzoncillos y cuatro calcetines.

Nos cegamos y perdemos el norte de todo.

Supongo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s