El día del libro

Se supone que como nos hemos autodefinido (algunos y algunas, claro, que no todos ni todas) como contrarios a normas, costumbres, tradiciones e imposiciones no debemos caer en propuestas como la del día del libro.

Lo que comenzó siendo un día y una idea para celebrar el concepto “libro” ha terminado por ser un reclamo para poder vender más.

Aunque debo reconocer que a mi este reclamo la verdad es que hace que caiga en él y todos los años regalo al menos un libro (normalmente más). En esta ocasión pepelanovia se ha visto obsequiada con el libro “El hombre que plantaba árboles” del francés Jean Giono y el libro-cómic “Te quise como solo se quiere a los cabrones” de María José Giménez/José Miguel Fonollosa.

Debo reconocer que caigo en esta maniobra comercial y me gusta y lo hago con agrado, buscando títulos, autores y destinatarios. Recorro librerías, muchas, ojeo, leo por encima y disfruto. Además cacabo comprándome un montón de libros para mi, lo que acaba siendo algo realmente malo para mi maltrecha cartera.

Pero debo decirlo, en esta maniobra comercial, sí, caigo y disfruto con ello.

actualización:

pepelanovia me ha regalado un maravilloso libro sobre carteles propagandísticos de la guerra civil española. Precioso. Estoy como tonto todo el día viendo esas joyas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s