Cerrando el kiosco

Será hasta el año que viene. Paro. Superman está conmigo por unos días y creo que pararé toda la frenética actividad que me ha tenido atareado este fin de año. Muchas cosas y muy intensas, además de interesantes.
A tomar fuerzas para un 2009 que se adivina muy, muy problemático (económicamente hablando, para mi al menos) y muy, muy interesante en cuanto a la vertiente cultural y artística.

Anuncios

Oscar Aguado

Hay escritores que merecen mención especial por su obra y trabajo. Uno de ellos es, sin duda, Oscar Aguado. Ayer asistí a un recital suyo en el Libertad 8.

Presentaba un audio libro editado por “Ediciones 8” que lleva por título “Barro”. El audio libro es una auténtica joya, pero el muy capullo de Oscar pasó de él y no lo recitó porque quería leer algo nuevo. Sacó unos papeles y nos leyó una serie de poemas bajo el título de “El extranjero” y hay que reconocer que estuvo absolutamente genial, sencillamente espectacular.

Llevo siguiendo a Oscar desde hace un par de años, le conozco personalmente y le he hecho la foto de portada de su próximo libro “Canción de cuna para un héroe” (libro que publica la editorial “Ya lo dijo Casimiro Parker” de reciente creación y del amigo Marcus Versus). El primer libro de él que leí fue “Yo soy el negro que ecribió la Biblia” y puedo asegurar que una relectura del mismo es más que recomendable.

Cualquiera de sus libros son dignos de tener en la biblioteca de casa, si los encontráis por ahí compradlos, no os defraudará.

Por cierto, la nueva editorial que comentaba antes (Ya lo dijo Casimiro Parker) se presenta en Madrid en el Bukowski Club (C/San Vicente Ferrer, 25. Metro Tribunal, Madrid)  los días 19 y 20 de diciembre. Presentará sus dos primeras publicaciones que son de dos auténticos maestros.

El 19 se presentará el libro de Carlos Salem “Si Dios me pide un Blody Mary”

El 20 se presentará el libro de Oscar Aguado “Canción de cuna para un héroe”

ambas a partir de las 21:00 horas.

No faltéis a la cita.

La presentación de la revista (crónica 1)

Fue el pasado martes 9 de diciembre. La verdad es que estaba acojonao (con perdón de la expresión). Todo comenzó como a las 8 de la tarde cuando gsus, Mónica y yo partimos de la casa de mi reina con las dos cajas de revistas para ir hasta el Tapas y Fotos (bar más que recomendable de Lavapiés, que está en la calle Doctor Piga 7).
El caso es que nos plantamos en el bar a eso de las 8 y cuarto y allí no había ni Cristo con la excepción, clarostá, del camarero y dueño del local. A la media hora de estar allí el miedo por la falta de público comenzó a disparse gracias a la aparición de un prematuro grupo de simpatizantes con nuestra causa. Además venían hambrientos y el dueño del local se encargó de nutrir sus jóvenes cuerpos.
Según avanzaba el tiempo, el local se iba llenando de amigos, escritores, simpatizantes y demás.
Bolo (gran amigo y estupenda persona) disculpó su presencia por problemas en el trabajo y Sergio (grande como siempre) apareció por allí y nos ayudó a preparar todo.

Nervios por no haber preparado nada, sólo sabíamos el orden de los autores y no sabíamos si habían venido todos porque no los conocíamos físicamente a muchos de ellos. Pero no pasa nada, llevamos ya unas cuantas presentaciones a la espalda y muchos más recitales con los que poder avalar nuestra presencia.

Así que nos sentamos en la mesa gsus, Violeta, Marcus, Sergio (gracias por todo) y yo mismo mismamente.
¿Quieres decir algo tú? -pregunto a derecha e izquierda.
No, no, no, dale tú -recibo como respuesta.

Así que me arranco como los valientes y me pongo a hablar acerca de como nace la revista, por qué de la misma, idea general, etc., etc.
A continuación llamo a leer al primero de los autores y así de continuo. Entre autor y autor una pequeña charlilla tratando de combinar la presentación del mismo con alguna característica de la revista.
al final parece que todos se animan a presentar a alguien y todo va saliendo de lujo. Los nervios se han alejado ya hace tiempo y estamos relajaditos escuchando leer los poemas a los distintos escritores.
Le pedimos a Patty que nos traiga unas cervezas (por favor, of course). La tarde está saliendo de lujo.
Para finalizar Patty sale a leer textos de autores que no han podido venir, Loyola y Pérez Ayala (Javier tienes que venir a la del jueves en el Buko) concretamente. Se lía y nos llama viejos a todos y rompemos a reir, genial como siempre Patty (te queremos mucho).
Bueno y ya está, al finalizar ventas más que aceptables de la revista y saludos y abrazos con los distintos autores.

Fantástica noche, de verdad. Os espero a todos este jueves en Bukowski Club

Gracias por venir y por interesaros por la poesía.

cartel_presentacion_buko

es_hora-logo

Presentaciones de la revista “Es hora de embriagarse (con poesía)”

Bueno, menos mal que por fin se ha impreso la revista. Ya la tengo en las manos y comienzan las presentaciones. En concreto habrá 2 la semana que viene, para terminar bien el año. Una será el día 9 en el bar “Tapas y fotos” a partir de las 21:30 (C/Doctor Piga,7. Metro Lavapiés).

La siguiente será en Bukowski CLub (nuestro querido Bukowski), el jueves 11 (C/San Vicente Ferrer, 25. Metro Tribunal) y también a partir de las 21:30.

es_hora_de-2-3

Un fin de año movidito, sin duda.

Un libro o dos recomendables y recomendados (al menos por mi)

chatarramuerta

Hay pequeños genios ocultos a los ojos de la gente. No nos damos cuenta, pero están ahí trabajando y creando cosas sencillamente excepcionales. Es el caso de mi amigo Francisco Javier Casado.

Pocos escritores de poesía pueden llegar al nivel que marca este muchacho, francamente. Y no es algo que lo diga movido por la amistad, no. Fue su literatura lo que me llevó a entablar amistad con él, lo que escribía y en concreto su primer libro que llevaba por título “Manual de instrucciones para usar los brazos”. Comprenderán que un libro de poesía con semejante título le atraiga a uno sí o sí. Lo mejor, claro, no es el título sino su contenido.

Ahora publica su segundo poemario y es un trabajo que llevaba esperando ya desde hace tiempo. Un libro que se titula “Chatarra de niño muerto” y que tuve el inmenso placer de ojear en un viaje fugaz a Málaga que hice este año. Un magnífico libro que mantiene el nivel del anterior si no lo supera. Una auténtica joya.

Cómprenlo, háganme caso, merece la pena. Seguro que si son amantes de la poesía no les defraudará.

Para poder comprarlos pinchad  A Q U I

También se pueden adquirir  A Q U I en Novedades o buscando por el título “Chatarra de niño muerto”.

Yo he tenido la inmensa suerte y el placer de publicar poemas suyos en el número 0 de la revista “Es hora de embriagarse (con poesía)” y un estupendo artículo sobre la vida y obra de ese otro gran autor (al  menos en mi opinión, que siempre es cuestionable) que es Leopoldo María Panero.

Gracias Francisco por escribir.