Pesadillas

Sueño con grandes insectos que recorren las habitaciones de mi casa.

Hay dos grandes cucarachas que luchan la una con la otra y  una de ellas vence comiéndose la diminuta cabeza de su oponente entre grandes chirridos y crujidos que me ensordecen y horrorizan.

Quiero despertar. Salgo corriendo de mi habitación huyendo de ese espectáculo terrible, pensando que la cucaracha superviviente no ha saciado aún su hambre.

Existe un escarabajo ciervo del tamaño de un caniche que me cierra el paso alzando al viento su gran cornamenta. Vuelvo sobre mis pasos lanzando alaridos al infinito y descubro que las cucarachas han desaparecido, la viva y la muerta.

Una extraña percusión que proviene del techo, hace que entre en estado de pánico y lucho por no mirar hacia arriba, pero no puedo y finalmente mis ojos se clavan en lo alto. Una mantis del tamaño de mi hijo se mueve rápidamente sin parar de observarme, girando su verde cabeza de forma imposible, haciendo sonar sus largas patas al chocarlas contra las paredes. Sudo y procuro no moverme.

Sí, también hay una gran araña con la cabeza repleta de ojos que no para de mover sus mandíbulas, como si quisiera contarme miles de historias y yo no tuviera la capacidad de entenderla, pero la entiendo y lo que me cuenta me aterroriza aún más.

Despierto sobresaltado y miro a mi alrededor para comprobar que todo ha desaparecido y que al lado de mi cama duerme tranquilo y plácido, mi pequeño escorpión de compañía.

Anuncios

3 thoughts on “Pesadillas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s