La cosa no pinta nada bien.

La verdad es que pinta fatal. Comencé el año muy bien, con la publicación de mi nuevo libro, recitales por todos lados y comenzando el proyecto “Al otro lado del espejo” junto a Rosa, Reyes, Gsus, Esteban… Además continué con mi querida revista “Es hora de embriagarse (con poesía)”. Todo ello parecía esperanzador, pero la verdad es que desde mayo la cosa ha ido de mal en peor. Fue desde el robo de mi antigua cámara (mi amada Casi-mira, una Nikon D300, snif, snif, así se le joda al hijoputa que la tenga ahora), a partir de ahí las cosas han ido de mal en peor. Cortes de luz, impagos, se me jode el router y ya para colmo en mi empresa me quedo “desasignado” y me obligan a cogerme vacaciones desde hoy. Todos los días devengados hasta la fecha. Suena mal. Cuando vuelva de “vacaciones” el 16 de este mes, no se cuanto tiempo seguiré trabajando para ellos, es m´s que probable que me despidan porque soy un “gasto” pese a haber estado 4 años facturando todos los días (la economía neoliberal es así de cruel y la informática es uno de los hijos esclarecidos de este concepto que tanto mal nos está haciendo).

Superman se quedará sin esas vacaciones que tanto merece (ha hecho un esfuerzo brutal para sacar unas notas que son para enmarcar, todo sobresalientes, a excepción de un notable lo que no deja de ser la única noticia buena que he recibido en el último trimestre). Probablemente tenga que dejar el piso en el que he estado viviendo estos dos años y que tanto me gusta y tenga que volver con mi madre (hace 22 años que me fui de la casa de mis padres).

Vale, no estoy tan mal como otros y tal, pero eso no consuela, no. Aquí estoy, rehaciendo mi CV para ver si consigo curro en el caso de ser despedido en 15 días, aunque se que hasta septiembre va a ser imposible el ponerse a buscar algo. Además mi edad… Vaya que me voy deprimiendo por segundos con el negro futuro que me espera.

Lo peor es que a mi alrededor no pinta tampoco bien, la gente que me rodea comienza a tener problemas graves también y ya ni nos podemos apoyar los unos en los otros.

Un puto desastre de vida la que se me avecina. En fin…

Necesito buenas noticias, de donde sean, pero que sean buenas. Por favor.

Anuncios

9 respuestas a “La cosa no pinta nada bien.

  1. hola!
    soy orientadora laboral y si necesitas algo de información u orientación tal vez pueda ayudarte.
    También te digo que en tu sector la cosa no anda tan mal como en otros, de verdad.
    Además, a parte de ese asuntillo, según veo tienes un superman sobresaliente, amigos y un blog estupendo 😉

  2. Corazón…mucho ánimo, tronki…ahora necesitas más fuerza que nunca y tienes que mantenerte activo y con la moral bien alta para salir adelante (que lo harás). Si al final ocurren las peores predicciones en tu empresa, tómate ese tiempo para rehacerte, reflexionar y agarrar el camino y oportunidades que a lo mejor con la rutina diaria no pudiste hacer. Está claro que ahora no es un momento de mucho trabajo en ninguna parte, pero buscando al final encontrarás algo y saldrás adelante sea como sea. Y por lo demás, piensa que lo más importante de tu vida (tu hijo, tu pareja, tus amigos, tu familia…) que todo eso está a tu alrededor y es realmente lo importante en la vida de uno.

    Desde aquí mucho ánimo y fuerza. Besotes!

  3. Joder, macho, arriba esa moral, porque la cabeza la tienes bien, fresca, llena de ideas, tú mismo dices que estás buscando soluciones, y de esa cabeza y ese buscar-soluciones se puede esperar todo.

    Abrazos más que nunca.

    Hasta pronto.

  4. Tío, mucho ánimo.
    Llega el verano y el año pesa a las espaldas. Aprovecha para cargar pilas y volver con ganas de más. Si necesitas algo sabes dónde paro.
    Somos como una pequeña familia, y lo bueno de las familias es que nos apoyamos los unos en los otros.

    Gran abrazo.
    J.

  5. Cagoentodo, sí, las hostias a veces parece que vienen todas juntas. Con calma, de un día para otro las cosas dan unas vueltas que no nos podemos ni imaginar. Cuidesemé, a ver si cañeamos, coñoya.

  6. Mucho ánimo, pepeltenso. Muchas veces lo que más tememos no ocurre exactamente como pensamos y el problema se soluciona de una forma u otra, antes de lo que imaginamos. Como dice Ada, aférrate a las cosas buenas de tu vida y espera a ver que pasa.

    Enhorabuena por ese hijo estupendo 🙂

    Un abrazo enorme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s