Un poema dedicado a Gsus Bonilla y Reyes Monje

La Luisa, allá por 1940.

.

.

A la Luisa la ajusticiaron

a las cinco de la tarde

y Dios presente

y también sus representantes en la tierra

y la Luisa y los demás que iban con ella

en el albero.

.

La Luisa alzó el puño

y sobre el ruedo llovieron las balas

casi al mismo tiempo.

.

A la Luisa la ajusticiaron

por levantar un puño

en varias ocasiones

y los representantes de Dios en la tierra

murieron de viejos

y sus voces se escucharon tantas veces

que pareciera que el puño de la Luisa,

jamás gritó.

.

Hay demasiados Dioses,

demasiados representantes,

demasiados muertos

para que estos últimos

no sean oídos.

.

Es imposible que Dios esté tan sordo.

(del poemario “Todavía muertos”)

Anuncios

3 respuestas a “Un poema dedicado a Gsus Bonilla y Reyes Monje

  1. Saludos Naveiras, nos conocimos el otro día en el buko, aunque recuerdo haber coincidido contigo en más de una ocasión, aprovecho para saludarte y decirte que tu faceta como fotógrafo me mola, he visitado y visto tus fotos, y ni de lejos puedo superarlas con las mías, un abrazo y estamos en contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s