Berberecho de 2011 ¡que lo tengo fresco, oigan!

Me duele el cementerio
y la cabeza también
porque ahora el humo
es de garrafón
y las resacas las reparten
por la calle,
como si fueran octavillas.

Cómo me duele el cementerio
y las piernas
de estar agachado
buscando codornices
todo el día
tras aquél matorral
de ibuprofenos.

Es tanto el dolor de mi cementerio
y el de mis manos,
que tienen ya los mañanas
estigmatizados en sus palmas.

Oye, nena,
¿no tendrás un cementerio
de los buenos que pasarme?

Anuncios

One thought on “Berberecho de 2011 ¡que lo tengo fresco, oigan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s