Pues ya.

Decidido, pepeltenso ha muerto. De un sifilazo pegado por un monje de una extraña religión mientras pepeltenso mantenía un retiro espiritual en busca del por qué de su yo.

No lo encontró y la carne es débil y los monjes, ya se sabe, otra cosa no, pero labia, toda.

Así. Este blog se cierra desde este momento.

Naveiras sigue, vivo y no sabe aún si abrirá blog nuevo, pero conociéndole seguro que sí. Además sabiendo que su gran cabeza no para, seguro que dentro tiene otro alter ego por ahí para crear.

Pues eso, otra etapa que se cierra.

pepeltenso is dead

Pepeltenso se muere, por no decir que ya está muerto.

Pepelamuerte le visitó hace tiempo y eso se nota en las escasas entradas a este blog y en la notable rebaja de interés de las mismas.

Pepeltenso ha ido dejando paso a Naveiras cada vez con más asiduidad y el ego está venciendo al alter ego.

Pepeltetenso pasa a ser pepelmuerto, porque ya no tiene sentido, quizás, el mantener un pepeblog para colgar de vez en cuando un pepepoema o una pepetontá.

Se muere y ni él mismo sabe que hacer consigo mismo.

Pepeltenso nació por el año 2002 con un blog llamado “Entérate,
imbécil” y tenía su sentido y su razón de ser. Ahora parece que lo ha perdido.
Ya no tiene sentido esa dualidad pepeltenso-naveiras ya que ambos se han acercado tanto que no hay diferencia entre los dos personajes.

Pepeltenso duda si cerrar el blog y comenzar uno nuevo, desde cero y renovar contenidos y cosas, pero ya como Naveiras. Aunque cree que se inclina más por dejar al nuevo alter ego que empuja desde dentro de Naveiras a que genere una nueva historia que sí tendría sentido.

Pepeltenso marcha a los montes, en busca de su propio sentido vital y allí sodomizará a monjes de extrañas religiones y a alguna oveja triste y despistada que por allí pase, para ver si así encuentra su verdadero ser o sencillamente, se deja morir.