Señoras, señores…

…podría hacer una desacertada y poco elegante rima con el título de este post, pero no. Lo que hago es anunciar oficialmente que a partir de hoy estoy de vacaciones.

Por fin, por fin, por fin, por fin.

Volveré, pero eso será otro día que ahora mismo se me antoja lejano.

Anuncios

Humor informático

humorinformatico.jpg

Y es que como soy informático me toca mucho esta parte.

Te llama un amigo y te dice que ya que tu eres informático a ver si puedes pasar por su casa y arreglarle el ordenador porque hace “cosas muy raras”. Como además de informático soy gilipollas, pues voy y normalmente me encuentro con que el ordenador está requeteinfectado de virus o con el disco duro hecho una puta mierda y me tengo que tirar allí una tarde entera, cuando no casi todo el día para arreglar el puto ordenador.

Eso sí, muchas veces te piden que les hagas una aplicacioncita para que puedan llevar la gestión de su negocio.

Tengo amigos mecánicos y no les pido que se pasen por mi casa a ver si le pueden hacer un cambio de ruedas a mi coche o a mis amigos albañiles no les pido que me hagan una puerta en un tabique.

Claro, ahora llegarán los que me digan que no es lo mismo (que ya me lo han dicho) y aún seguiré sin saber porqué arreglar un puto ordenador no es lo mismo que arreglar un coche. Que conste que yo también pido favores a amigos, pero siempre con la sana intención de pagar por los servicios que realicen. Cuando pido favores profesionales (en el buen sentido, clarostá) lo hago siempre porque me dan más confianza que un desconocido. En el caso de la informática, no se por qué, se da por hecho que como tu sabes de ordenadores, no te cuesta nada arreglarlo. ¡Falso! cuesta un huevo arreglar una mierda de ordenador.

Bueno, los hay que van más lejos y me llaman para que les diga como arreglar el DVD o el equipo de música, como si por ser informático fuera a saber arreglar cualquier cosa.