Ayer murió otro bar

Ayer murió otro bar
y tu y yo indignados
levantamos decenas de barricadas
con latas de cerveza vacías.

Disparábamos miles
de botellas de champán
y asestábamos certeros taponazos
a las fuerzas del alcohol público.

Resistimos heroicamente
una y otra vez
sus continuos envites
contra nuestras posiciones.

Ellos al grito de dispérsense
y nosotros tras el lema
dejadnos beber.

La lucha por los derechos.

Vencimos tras varios días
de justas reivindicaciones.

Ayer murió una niña
de hambre
justo al lado de donde yo vivo.
Realmente no está tan lejos
como parece.
Pero esta vez no salimos
a la calle a pelear
blandiendo barras de pan
en nuestras manos.
No.
Estábamos demasiado ocupados
con nuestras resacas.

Anuncios

El mundo convulso y nosotros todavía muertos

Ese iba a ser el título original del libro que acaba de salir publicado por Amargord y escrito por mi. Lo que pasa es que por largo lo dejé en Todavía muertos (aparte de una segunda idea de título que desestimé y que ya contaré en otro momento).

El caso es que Todavía muertos se presenta en solitario el próximo día 30 de noviembre de 2010 en la librería Tipos Infames (C/San Joaquín, 3, Malasaña, Madrid, metro Tribunal). Será a partir de las 20.30.

Como ya intenté hacer una presentación junto a Violeta Castaño y Ángel Muñoz, pero no pude acudir ya que una enfermedad me impedía salir de mi casa, pues he pensado en compensar a todas aquellas personas que se quedaron con las ganas de acudir o que lo hicieron, pero no me vieron. Regalaré a los asistentes al evento una par de postales diseñadas por mi, con fotos hechas por mi y con sendos poemas extraidos del libro. Además invitaré a un vinito rico-rico que se servirá después del evento para deleite de los paladares.

Me acompañarán, de momento:

Nuria Ruiz de Viñaspre (autora del prólogo). Recomendado leer su último libro “Tablas de carnicero”.

Gsus Bonilla (gran amigo y excelente poeta). Recomendado leer su último libro “Ovejas esquiladas que temblaban de frío”.

Ángel Muñoz (gran poeta y excelente amigo). Recomendado leer su último libro “Como Ulises en una cacharrería”.

Aunque la lista aún no está cerrada.

No os olvidéis, Todavía muertos se presenta en Tipos Infames (C/San Joaquín 3, Madrid, metro Tribunal) el 30 de noviembre a las 20.30.

A-Dios

Adiós mi corazón, que el corazón

es adiós.

El muro terminado se levanta

 

Juan Eduardo Cirlot

.

.

Adiós,

con Dios,

sin amor

o con él

porque en la despedida

se nos quedó el amor.

.

Adiós,

con Dios,

con amor

y con el muro

levantado con ladrillos

de caricias.

.

Ahora no hay Dios que se lo salte

.

Adiós,

con Dios,

mi amor.

.

Por favor, que alguien

encienda ya la luz.

.

 

P.D.: de mi último libro Todavía muertos publicado este año en editorial Amargord, dentro de la colección Hecho en Lavapiés.

Bajo la lluvia

Hace tiempo mi estimado amigo J. Jorge Sánchez (poeta y filósofo barcelonés, grande donde los haya) me pasó un libro de poemas suyo, magnífico, que llevaba por título “Bajo la lluvia”. El poemario es de lo mejor que se ha escrito en poesía últimamente, créanme. Como decía me pasó el libro de poemas que lleva por título el de su propio blog (que recomiendo abiertamente desde aquí que lo lean con devoción) para que yo pusiera mis sensaciones sobre sus poemas en forma de fotografía. El proyecto nada más plantearlo me emocionó y fascinó, por supuesto. Mis discretas fotografías acompañando textos tan buenos, para mi era el no va más. El caso es que nos pusimos manos a la obra y tras casi un año de trabajo, de hacer fotografías ver si se adecuaban elegir texturas, motivos, etc. Conseguimos hacer entre ambos un libro que mezcla la fotografía y la poesía o la poesía y la fotografía en la que, en este caso concreto, quizás pese más la poesía que la fotografía, pero rondará un 65% y un 35% respectivamente (según mis sesudos cálculos).

De primeras, el producto resultante nos pareció atractivo. Un libro de poesía, apoyado por imágenes hace, pensamos nosotros,  que su lectura sea más “fácil” y que el público ajeno al mundo poético pueda sentirse más atraído gracias a la inserción de “santos” en las páginas que contienen los versos. Convine con Jorge en “maquetar” el libro con un diseño que fuera atractivo y que se asemejara en lo máximo a lo que podría ser un formato de venta. Me puse a ello y finalmente conseguí que el libro quedara relativamente digno y atractivo. Como uno no es precisamente la persona más segura del mundo le comenté a Jorge (¿o fue el el que me lo dijo? dudo) moverlo a distintos amigos por ambas partes con el fin de pedir su opinión sobre el libro en cuestión. Lo hicimos  y la mayoría respondió con loas y alabanzas varia a la obra. Otros, los menos, no contestaron siquiera a la solicitud de opinión. Ninguno respondió negativamente. La mayoría hizo algunas recomendaciones constructivas que tuvimos en cuenta en su mayoría.

Siguiente paso, mover el libro por el océano editorial patrio y en algunos casos, más allá de los mares. No lo hemos intentado en Europa. Las respuestas de las editoriales, lamentablemente han sido las típicas:

a- No se adecúa  a nuestra línea editorial.

b- Les paso un presupuesto para proceder a la autoedición de la obra.

c- Les paso presupuesto para proceder a la coedición de la obra.

d- El libro es excepcional, pero al llevar fotografías se encarece mucho y no podemos involucrarnos en la publicación del mismo.

e- El libro es excepcional, pero al llevar poesías se aleja de nuestra línea editorial y no podemos involucrarnos en la publicación del mismo (es una mezcla de la a y la d, lo sé, pero es absolutamente cierto).

f- actualmente tenemos cubierta nuestra estrategia de publicaciones hasta 2015.

Creo que me dejo alguna respuesta más por ahí, pero como ejemplo valga. Bueno, el caso es que seguimos intentándolo, seguimos moviendo un libro en el que creemos y que mucho me temo que, pese a su potencial comercial, tendremos que autoeditarnos, eso sí, sin editoriales de por medio, esto es, nosotros mismos con dos cojones.

Lo mismo nos está pasando con el proyecto Poetrastos, que parece que va por el mismo camino. Una antología de 26 magníficos poetas (y una aportación mía propiamente propia) que no encuentra quien la lleve a la luz, pese a que a este proyecto mi amigo Ángel y yo le hemos montado una precampaña de marketing que ya quisieran muchas editoriales, con su blog, con sus postalicas, con sus chapas para adornar chaquetas… pero nada, que no hay manera.

No se para que me meto en estos berenjenales, jejeje. Bueno, al menos disfruto creando, eso sí.

pepelcuentista

Hace ya casi un año que publiqué mi primer libro de cuentos. Se titula “El incendio y otros relatos”. En los laterales de este blog tenéis los puntos de venta. También lo saqué en formato ebook con la editorial www.luarna.com

Lo que se me olvidó comentar es que se ha presentado el libro al premio Setenil de relato y cuento yq ue compite mi preciado libro con grandes maestros del género. El premio se fallará en octubre (ya mismo) y para aquellos quieran saber quienes son los escritores que compiten en el prestigioso premio, pues podéis descargaros la lista de libros participantes de AQUÍ

Bueno, a ver si consigo estar por encima de tan grandes escritores y escritoras.

Fiebre

Miro por la ventana y creo que deliro. Me ha parecido reconocerla paseando por delante del portal de mi casa, fumando como siempre. Pero debe ser la fiebre que hace que vea cosas raras. Voy a tomarme la temperatura otra vez. Que fríos están los termómetros, que frío hace en esta mierda de habitación y yo ardiendo. 40º, ha vuelto a subir. Me asomo de nuevo a la ventana. Allí está, parada justo enfrente, mirando justo a esta ventana. ¿Qué cojones hace allí? Se la ve tan guapa. Me gustaría volver a abrazarla y quedarnos en ese abrazo como antes, esperando nada, sólo pensando en nuestro abrazo.

Seguro que es la fiebre la que hace que vea estas cosas, pero parece tan real. Casi puedo sentir su mirada. No, no puede ser ella. Tengo frío. Me pondré por encima el edredón. Vuelvo a la ventana. Allí sigue, mirando a mi maldita ventana, a mis enrojecidos ojos. Empiezo a creer que no es obra de la fiebre, es algo real, seguro. Está allí realmente. Pese a lo que le dije la última vez que nos vimos. Pese a lo que le hice en los últimos meses.

Continúa allí quieta fumando. A sus pies consigo ver varias colillas, lleva allí un buen rato. Ha comenzado a llover y ella ha sacado un paraguas y sigue mirándome. No entiendo nada. ¿qué hace ahí? ¿por qué no sube? Si no tuviera tanta fiebre bajaría ahora mismo y la diría que olvidara las palabras, los actos y toda la mierda con la que la cubrí. La diría que me diera una segunda oportunidad, que no se iba a arrepentir. Que no es cierto que mi vida sin ella estaba igual de plena, porque no lo está y lo sabría, seguro. Pero esta fiebre y este maldito frío. Casi no puedo mantenerme en pie.

Tengo que llamar a urgencias y ver si me pueden enviar una ambulancia. Voy a por una silla, tengo que sentarme, pero no puedo dejar de mirar por esta ventana, no puedo dejar de verla. Ahí sigue, quieta, seria y clavando sus ojos en esta ventana. Por un momento me parece que va a echar a andar, pero no es así, sólo ha sido un pequeño movimiento para coger la cajetilla de cigarrillos. Debería dejar de fumar, cuando hable con ella se lo diré. Es una de las cosas que siempre la he dicho y no me hace caso.

Voy a bajar. Tengo que hablar con ella. La llamaré al móvil y la diré que suba. Sí es lo mejor. No para de llover y estar debajo de esta condenada lluvia no creo que me vaya demasiado bien. ¿Dónde he puesto el móvil? Ah, está aquí. Vaya no lo coge. A ver si me ve por la ventana. Ahí sigue. La hago señas para que coja el teléfono, pero no me hace caso. Un momento, está buscando en el bolso, insistiré. Otra llamada. Está mirando la pantalla del teléfono. Pero, ¿qué hace? Ha dado la media vuelta la móvil y me lo enseña mientras pulsa el botón rojo y rechaza mi llamada. Ha vuelto a guardarlo en el bolso. Pero ¿por qué ha hecho eso? Si no quiere hablar ¿por qué está ahí bajo la lluvia mirando a mi ventana. Tendré que bajar y hablar con ella. Le diré que lo de las otras mujeres no supuso nada, que yo sólo la he amado a ella y que sigo haciéndolo. Tiene que comprenderlo. La diré que no se por qué la dejé, que echo de menos sus manos en mi espalda, su olor, su voz, que necesito escucharla otra vez, que me coja el teléfono. Sí, voy a bajar, hablaré con ella y arreglaré toda esta mierda, luego llamaré al puto médico a ver que hago con esta fiebre. Voy a vestirme. Algo rápido, debo tener una pinta horrible después de dos días de fiebre, así que me ponga lo que me ponga voy a estar fatal. Bien, ya está. Un último vistazo para comprobar que sigue ahí. Sí, allí está bajo su paraguas, mirándome. No tengo paraguas, mierda. Tenía que haber comprado uno como me decía ella siempre que llovía. Bueno, bajo de todos modos. Las escaleras se me hacen un obstáculo insalvable. Parecen infinitas pese a estar en un segundo y todo parece darme vueltas. Me sujeto a la barandilla y comienzo a descender, despacio. Llego al portal, lo abro. No está, ya no está. Salgo y cruzo a la acera de enfrente. No está y tampoco están las colillas en el suelo. Miro a la ventana de mi casa y asomada a ella veo a alguien. La veo a ella asomada y sonriendo. No me lo puedo creer, estoy muy confundido. Vuelvo al portal. Se me han olvidado las llaves, no puedo abrir la puta puerta y no para de llover. Joder que putada. Echo unos paso atrás y allí está mirándome desde la ventana mientras sonríe. Intento decirle que me abra, que me he dejado las llaves arriba. Ella sólo sonríe. Vuelvo al portal, llamo a todos los pisos, aunque no son muchos. Mi casa es de las pocas casas bajas de la ciudad y hay pocos vecinos. Nadie responde. Llamo a mi casa, me tiene que oír, tiene que abrirme. Nadie responde. No hay nadie en toda la casa, excepto en mi piso que está ella. Estoy cansado. Me siento pegado al portal, tratando de evitar la lluvia. Tengo mucho frío y estoy empapado. Siento la frente muy caliente, pero tengo mucho frío. Estoy agotado, apenas puedo moverme. De pronto oigo como se abre el portal. Es ella. Deja que se cierre de nuevo la puerta. Apenas me puedo mover. Se agacha hasta mi y me besa en la frente.

Poco queda ya, muy poco. Sólo me queda esta maldita fiebre que parece que nunca me va a abandonar.

Este realto lo escribí para el ciclo “Fiebre del sábado noche” que organiza el café librería Entrelíneas (C/Gonzalo de Córdoba, 3) y lo leí en público en el día 17 de abril de 2010. Es un primer borrador y debo corregir algunas repeticiones y cositas que no acaban de funcionar. Aquél día leyeron también Luis Morales (un magnífico relato lleno de ironía y humor acerca de la fiebre de la especulación), Marta Noviembre (relato de Hemmingway y poemas propios preciosos y recuperó una idea que tenía olvidads que habrá que retomar “Escribiendo berberechos”) y una mujer de cuyo nombre no puedo acordarme, cordobesa ella, que leyó dos poemas francamente increíbles. Un nivelazo para una jornada de tarde-noche literaria que deberían plantearse organizarla con una frecuencia menor, en vez de hacerla bimensual deberían hacerla bisemanal o algo así.

“El incendio y otro relatos” libro destacado en la librería La Clandestina

La librería La Clandestina ha destacado mi libro “El incendio y otros relatos” como uno de los recomendados del mes.

Podéis adquirirlo allí a un precio módico y de paso ver el magnífico catálogo que tienen.

Además la editorial www.luarna.com ha sacado una antología poética mía en formato electrónico con mis dos libros de poesía publicados en papel hasta el momento en un solo volumen “Poemas para berberechos” y “Pecado de silencio” a un precio cojonudo en formato ebook. La foto de portada es mía

Escrito en los vinilos

Que conste que

hoy me siento sucio

como el metro en

una noche de domingo

en el que viajo siempre

con un billete alrededor

del mundo.

.

Porque nunca me lo creo

pero la fiesta

ha terminado

y es ahora cuando

me siento desnudo

aunque no esté en

nuestra casa

donde siempre descubro

que jamás seré tocado

por la mano de Dios

y que tampoco he decidido

participar en alguna revolución,

más desde que descubrí

que en realidad

el amor es el infierno.

.

Ahora se que es imposible

ver un cielo azul en Marte,

que su tierra no está

untada de manteca

como nos prometieron

que todos somos disidentes

de los milagros que

nos dijeron que ocurrieron

en los días de vino y rosas.

.

Quiero estar en

casa otra vez

y recuperar de nuevo

los ritmos locos

que me devuelvan mi corazón

de sábado noche.

.

Quiero ser demasiado duro

para morir,

aunque no te lo creas.

.

Sí, por favor,

bésame y haz

que sienta de nuevo

que soy un pájaro.

.

Sólo me queda deciros

mil gracias a todos

por dejarme aparecer

en los créditos.

.

.

* Nota 1: este poema está escrito un día que me puse a mirar mi colección de vinilos y tomando títulos de algunos de ellos (Touch bya the hand of god, My house, Manteca, I’ a Bird Now, too tough to die… os invito a sacar más de él). La idea original era crear un video donde yo recitara el poema con las portadas de los vinilos en la mano y según dijera el título del mismo tirarlo al suelo, algo así como lo que hizo Bob Dylan en uno de sus temas, pero en vez de escrito en carteles, con las portadas de los vinilos. al final no se hizo el video (que iba a llevar a cabo mi gran amigo Jakobo) por diversos problemas que no vienen al caso.

.

** Nota 2: este poema creo que describe muy bien mi situación anímica actual y que conste que no es por dar pena a los lectores de este blog ni nada por el estilo, es explicar el por qué lo he puesto aquí hoy (además de porque este es mi blog y yo escribo lo que quiero en él, claro, jejejeje).

Este fin de semana para León

Allí estaré para presentar mi “Incendioy otros relatos” y el último número de la revista “Al otro lado del espejo”. Acompañaré en este viaje a Esteban Gutiérrez quien presentará también su excelente libro “El colibrí blanco”.
Será el día 12 en el C.C.A.N. (Centro cultural y de amigos de la naturaleza) que está en la plaza puertal castillo 10, en León.
A partir de las 21:00 horas.

“El incendio y otro relatos” se puede adquirir ya en otro punto: Tres Rosas Amarillas

Otro punto de venta para mi último libro “El incendio y otros relatos”, en este caso en la librería Tres Rosas Amarillas que está en la calle San Vicente Ferrer 34. También atienden pedidos por su web con envío a domicilio y tó, sólo tenéis que buscarme por título o autor.

TRES ROSAS AMARILLAS

“El incendio” continúa su andadura. Una nueva reseña.

Esteban Gutiérrez, gran escritor (no perderse su libro “El colibrí blanco”) ha incluído en su blog “El laberinto de Noé” una reseña a mi libro “El incendio y otros relatos”.

Podéis leerla AQUÍ

 

Además en ese blog podéis disfrutar de muy buenas recomendaciones literarias, no os lo perdáis.

El jueves 19 a las 21:00 horas presentación de mi libro “El incendio y otros relatos” en Entrelíneas Librebar.

Bueno, el jueves 19 estaré presentando mi último libro “El incendio y otros relatos” en el café literario Entrelíneas (C/Gonzalo de Córdoba, 3, metro Quevedo o Bilbao, en Madrid).

Para  ello he hecho este cartelito con una foto mía que ha quedado mu chulo, jejejeje.

Os espero a todos y todas allí.

elincendio_entrelineas

Un poema, que hace mucho que no meto ninguno aquí.

Que conste que

hoy me siento sucio

como el metro en

una noche de domingo

en el que viajo siempre

con un billete alrededor

del mundo.

.

Porque nunca me lo creo

pero la fiesta

ha terminado

y es ahora cuando

me siento desnudo

aunque no esté en

nuestra casa

donde siempre descubro

que jamás seré tocado

por la mano de Dios

y que tampoco he decidido

participar en alguna revolución,

más desde que descubrí

que en realidad

el amor es el infierno.

.

Ahora se que es imposible

ver un cielo azul en Marte,

que su tierra no está

untada de manteca

como nos prometieron

que todos somos disidentes

de los milagros que

nos dijeron que ocurrieron

en los días de vino y rosas.

.

Quiero estar en

casa otra vez

y recuperar de nuevo

los ritmos locos

que me devuelvan mi corazón

de sábado noche.

.

Quiero ser demasiado duro

para morir,

aunque no te lo creas.

.

Sí, por favor,

bésame y haz

que sienta de nuevo

que soy un pájaro.

.

Sólo me queda deciros

mil gracias a todos

por dejarme aparecer

en los créditos.

Diooooooosssss esto es un no parar.

El martes en la librería Tres Rosas Amarillas (C/San Vicente Ferrer, presentamos el número 1 de Al otro lado del espejo (nuestra revista de relatos).

alotrolado

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

El viernes hemos organizado el recital “Condenada poesía” en el Diablos Azules (C/Apodaca 6, metro Tribunal) y leerán, Dani Orviz, Juan Martin Pinilla, Angel Rodriguez y la gran Leire Olmeda. a partir de las 20:00 horas.

condenada

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

El día 5 de noviembre, si na me lo impide, iré a Lleida a disfrutar de una jornada poética en el Smiling Jack junto a los adictos al verso.

cartell NAVEIRAS-negre

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

y el 8 de noviembre leeré junto a Ricardo Bornez, Eduardo Adradas y Ángel Rodríguez en San Sebastián de los Reyes (Bar la Nueva Estación calle Mayor 44) a las 18:00 horas

ssreyes

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Pues eso. Agenda apretaita

Tres nuevos puntos de venta para “El incendio y otros relatos” mi primer libro de cuentos

Pues tras currarme un poco la distribución, ahí van tres puntos de venta para mi nuevo libro “El incendio y otros relatos”.

podéis adquirirlo en:

Laclandestina

Librería la Clandestina, en la calle La Palma número 49, Madrid (metro Noviciado). www.librerialaclandestina.com

.

.

.

entrelineas

Entrelíneas Librebar, en la calle Gonzalo de Córdoba, 3, Madrid (metro Quevedo y Bilbao). www.entrelineas-librebar.com

.

.

.

arrebato2

Arrebato libros, en la calle La Palma número 21, Madrid (metro Tribunal).  www.arrebatolibros.com

Todos venden por correo, así que si alguien quiere un incendio, ya lo sabe, tiene tres puntos de venta en Madrid, en breve más.

Ya pasó

Ya pasó la primera presentación. Habrá otra más en Madrid y supongo que empezaré a moverme por la geografía de la península con mi pequeño libro de relatos debajo del brazo. De momento lo dejaré en las librerías de toda la vida para que la gente lo vea y se anime a comprarlo, el pobre, tan solo y sin dueño. Creo que en breve estará disponible en la casa del libro.

Mañana me entrevistarán para el programa “Un idioma sin fronteras” de Radio Nacional de España y espero que me salga algún acto de promoción más, ya veremos.

Por supuesto gracias a todas las personas que se pasaron por la presentación ayer. Me encantó ver a tanta buena gente junta. Gracias por el apoyo y por llenar hasta la bandera el sitio. Es un placer tener amigos y amigas así.

Los 10.000 orgasmos de Dios

La verdad me ha sido revelada. Se ha transmitido la sabiduría. Yo he sido elegido para recibir la buena nueva y es mi deber el transmitirla.

El Todopoderoso sintió hasta 10.000 veces la electricidad en su espalda provocada por el orgasmo y se me ha encomendado el enumerarlas.

1- Cuando creó a mi hijo

2- Cuando me creó a mi

3- … mmmmmmmmmmmmmmessstooooooooooommmmmmmmmmmm. Bueno, quizás no fueran diez mil, lo mismo sólo fueron dos. Sí, sólo dos, en fin, el pobre, que pena, con lo bien que se pasa.

Bueno, pues es todo, ¡ea!, hasta aquí la revelación. Se acabó, venga, circuleeeeeen, circuleeeeeen, no hay nada que ver aquí. Ya ha sido todo contado. Vengaaaa, dispersenseeeeee.

Bueno esperen, la verdad es que queda algo más por contar y es que el día 30 de septiembre tendrá lugar la presentación del libro “El incendio y otros relatos” de José Naveiras García publicado por Ediciones Atlantis en el  hotel NH Embajada (Santa Engracia 5) a las 20:00 horas.

Participará Carlos Salem autor del prólogo.

No deben faltar a esta cita. Es de obligado cumplimiento y pecado el perdérsela.

La portada de “El incendio y otros relatos”

La portada de mi libro “El incendio y otros relatos”, que por cierto, se presenta el próximo día 30 de septiembre en el Hotel NH Embajada de Madrid (C/Santa Engracia 5, Alonso Martínez) a partir de las 20:00 horas. Presentará Carlos Salem, autor del prólogo.

portada_elincendio