Pero se me mueren los sábados

Pero se me mueren los sábados
O yo que se, será porque los riego poco
O quizás porque sencillamente han de morirse.

Pero se me mueren los sábados
Igual que antes lo hicieron los martes
aunque los susurraba lentamente “duerme, duerme”

Pero se me mueren los sábados
Y se me salen las lágrimas cuando observo su larga agonía
Y torpemente trato de animarlos

Pero se me mueren los sábados
Cuando ya no me quedan días en los que alojarme
Cuando quiero terminar con tantos suspiros

Me quedo sin sábados
como los domingos se quedaron sin colacao por las noches
como nacieron muertos los lunes
como antes se alejaron los viernes
como me ensordecen los jueves
como se murieron los geranios un miércoles

Pero se me mueren, se me mueren los sábados.

Anuncios